Apartados

Solicitar Cita

Solicite una cita sin ningún compromiso y le asesoraremos de cómo solucionar su caso.

Pedir Cita

Servicios de podología y cirugía del pie

Servicios

Somos una clínica especializada en podología y el tratamiento integral del pie, con un equipo de especialistas valorados internacionalmente como profesores de la Academia Americana de Cirugía Ambulatoria del Pie y tobillo, que dan solución a los problemas susceptibles de tratamiento.

Ofrecemos un trato individualizado adaptándonos a cada paciente y a sus necesidades, contamos con los recursos necesarios y más avanzados para la exploración, radiodiagnóstico y tratamiento de nuestros pacientes, desde el punto de vista quirúrgico y ortopédico.

Contamos con un quirófano autorizado por la C.A.M. (registro sanitario CS0841), (enlace) donde se realizan las intervenciones quirúrgicas necesarias para la solución de sus problemas podológicos. Estamos presentes en congresos nacionales e internacionales y realizamos publicaciones que avalan nuestra labor investigadora y docente.

Quiropodología

Rama de la podología que engloba el tratamiento de todas las patologías relacionadas con las uñas, callosidades, durezas, hiperqueratosis, micosis (hongos), papilomas y problemas dérmicos.

Ortopodología

Rama de la podología que se encarga del estudio y tratamiento de las afecciones de los pies susceptibles de ser tratados mediante el uso de plantillas, soportes plantares, órtosis de silicona previo estudio biomecánico de la marcha.

Tratamos el pie plano infantil y del adulto, pies cavos, pies valgos, metatarsalgias, talalgias y disponemos de tratamientos especiales para pies delicados como el pie diabético, geriátrico o reumático.

Estudios radiológicos y fluoroscópicos

Contamos con aparatología de máxima definición y precisión con una baja emisión de radiaciones, para la realización de un correcto diagnóstico, que nos ayuda a evaluar y tratar de la forma más adecuada las diversas patologías.

Estudio de la marcha de la huella

Mediante la utilización de un sistema informatizado, podemos estudiar exactamente las características de su pie, de su huella plantar, de su marcha y corregir mediante unos soportes plantares cualquiera de las patologías susceptibles de tratamiento.

Podología deportiva

Tratamos cualquier lesión del pie que afecte al rendimiento del deportista. Las lesiones más comunes que atendemos en nuestra consulta son esguinces, tendinitis, fascitis plantar, talalgias, artritis, fracturas por estrés (sobrecarga), etc.

Rehabilitación y terapia física

Contamos con un equipo de fisioterapeutas dedicados al tratamiento de las patologías susceptibles de ser recuperadas con medios físicos y aparatos de electroterapia (magnetoterapia, Láser, ultrasonidos, corrientes analgésicas y excitomotoras), ya sean para el tratamiento del pie traumático, rehabilitación del pie intervenido, rehabilitación muscular o propiocepción.

Somos especialistas en la cirugía del pie y llevamos desarrollando nuestras técnicas desde hace más de 25 años. En nuestro centro realizamos cirugía tradicional o cirugía abierta y cirugía de mínima incisión o cirugía percutánea, pero es esta nuestra técnica de elección en un porcentaje superior al 90 % de los casos.

La ventaja de la cirugía mínimamente invasiva frente a la cirugía tradicional es la posibilidad de acceder a diferentes tejidos y huesos a través de incisiones mínimas, respetando de esta manera canales anatómicos bien delimitados y pudiendo, además, mediante el uso de un sistema de fluoroscopía (radiología computerizada), hacer un seguimiento del acto quirúrgico en tiempo real.

Las ventajas de nuestro tipo de intervenciones son:

  • Régimen ambulatorio sin hospitalización, el paciente regresa a su casa andando por su propio pie al finalizar la intervención.
  • Anestesia local no precisa anestesia general, ni epidural. Si es preciso se realizará sedación y vigilancia monitorizada por médicos anestesistas.
  • No precisa, en la mayoría de los casos, la utilización de tornillos o agujas (material de osteosíntesis). La colocación de unos vendajes especiales y un zapato determinado permite la marcha inmediata.
  • Menor dolor postoperatorio al existir menos agresión en los tejidos.
  • Menor riesgo de infecciones y mejor cicatrización de los tejidos.
  • Disminución de los costes quirúrgicos al no precisar hospitalización.
  • Incorporación por parte del paciente a sus actividades cotidianas en un corto espacio de tiempo.

En los últimos años, con el fin de acelerar los tiempos de recuperación postquirúrgicos y el confort del paciente en este periodo, venimos trabajando con la aplicación de P.R.G.F. para mejorar esta evolución. Utilización del Plasma Rico en Factores de Crecimiento en Cirugía Podológica. La técnica del P.R.G:F. es una técnica de regeneración de tejidos basada en la utilización de una preparación antóloga rica en factores de crecimiento con el fin de mejorar la evolución postquirúrgica del paciente. Esta técnica es, sin lugar a dudas, el mayor avance en la regeneración de tejidos de los últimos veinte años, evitando de esta forma la realización de injertos en el paciente excluyendo los problemas que ello conlleva, acelerando así la recuperación del paciente y su incorporación de este a sus actividades diarias.

El plasma rico en plaquetas (PRP) es un concentrado de plaquetas obtenido del plasma del propio paciente. El concentrado de plaquetas que se encuentra en el PRP contiene enormes reservas de proteínas bioactivas, incluidos factores de crecimiento y células madre periféricas (CMP) incluidas en el plasma, que son de vital importancia para iniciar y acelerar la reparación y la regeneración tisular. Estas proteínas bioactivas inician la cicatrización del tejido conectivo: huesos, tendones, músculos y ligamentos. El PRP regenera el tejido dañado en pacientes en los que han fallado otros tratamientos. Los mecanismos de actuación de este tratamiento serán mejorar el estado inmunitario celular, humoral (mecanismos de defensa) y vascular en la zona tratada, disminuyendo así la posibilidad de un proceso inflamatorio y acelerando los procesos fisiológicos de reparación de los tejidos, mediante la regeneración del colágeno a través de la activación de las células madre periféricas por los factores de crecimiento.

La terapia con ondas de choque en huesos y partes blandas

Para pacientes y médicos, los dolores agudos y crónicos de partes blandas del aparato locomotor constituyen frecuentemente un problema difícil de resolver.

En podología, la terapia con ondas de choque extracorpórea ( hasta ahora muy eficaz en cálculos renales ) constituye ahora en ortopedia una nueva forma de tratamiento para la terapia contra el dolor de partes blandas próximas al hueso.

El tratamiento no es invasivo ni cruento. Utilizado en urología, las ondas de choque destruyen los cálculos. En la aplicación de las tendinitis, no se observa ninguna acción destructora; por el contrario, se desencadenan procesos curativos. El tejido es regenerado microscópicamente y se aceleran los procesos de curación. En el hueso se desencadena una neoformación ósea, al igual que ocurre en una fractura donde hay condensación del hueso. Las calcificaciones en los tendones pueden disolverse y los estados dolorosos crónicos, posiblemente por una acción directa sobre las fibras dolorosas, pueden desaparecer.

La DIabetes Mellitus es uno de los principales problemas de la salud pública en la actualidad.

La DM conduce a una serie de trastornos neurológicos y circulatorios como la neuropatía periférica y la enfermedad vascular periférica, así como alteraciones biomecámnicas.

Factores de riesgo en la aparición de neuropatía son la edad, tensión alta (HTA), tiempo de evolución de la DM, colesterol, alcohol.

Se aconseja 1 evaluación neurológica al año.

La neuropatía se puede revertir en sus alteraciones iniciales (si no existe trastorno estructural en el nervio).

Entre las complicaciones neurológicas están la perdida de sensibilidad con el consiguiente aumento en la aparición de lesiones que permiten la entrada de bacterias.

El traumatismo repetitivo puede producir una grave complicación consistente en la deformación y desfiguración del pie (Neuroartropatía de Charcot).

En podología, la enfermedad vascular periférica (EVP) de extremidades inferiores es una de las causas más importantes de ulceraciones persistentes, dolor y amputaciones. Existe déficit de pulso en el 20-30% de los diabéticos y ausencia del mismo en un 10%. Las complicaciones vasculares de la diabetes afectan a la circulación coronaria, cerebral, renal y ocular (retina).

Alteraciones biomecánicas: riesgo de úlceras en el pie por aparición de prominencias óseas, movilidad articular limitada y zonas con aumento de la presión plantar.

El dolor es el primer y más importante síntoma por el que consultan todos los pacientes a los servicios de podología. Aún así es un síntoma cuyo tratamiento es frecuentemente desatendido por el énfasis primario del médico en la investigación diagnóstica (radiografías, análisis, etc,) y/o en la corrección terapéutica de las anomalías (medicamentos para la enfermedad que causa ese dolor, o intervenciones quirúrgicas que a su vez producen también dolor, etc.)

Es cierto que en muchas ocasiones el tratamiento de la enfermedad crónica (Dolor crónico), en la cual el control del dolor adquiere una mayor importancia debido a que interfiere con elementos cotidianos tan importantes como las actividades diarias, el estado emocional del paciente, sus relaciones con los demás, y por último el sueño, todo lo anterior induciendo un deterioro de su calidad de vida.

En nuestro departamento de podología, consideramos el pie no sólo como una extremidad, sino también como un importante elemento en el equilibrio corporal de todo el sistema musculoesquelético del cuerpo (rodilla, caderas, columna), y más aún, del equilibrio funcional de las actividades de la vida en las que la deambulación es vital. De esta forma, tratamos de optimizar la calidad de vida de nuestros pacientes aliviando su dolor no sólo en la fase aguda, sino resolviendo también el resto de patologías dolorosas de cualquier etiología y que de forma directa o indirecta afectan su calidad de vida.

Contamos con la colaboración del Dr. Pedro Bejarano, médico especialista en Anestesiología y Reanimación, y también en el tratamiento del dolor crónico, para solucionar aquellas patologías que terminan convirtiéndose en un auténtico calvario para muchos pacientes, ya sea por su intensidad o por la permanencia en el tiempo.

La clave está en realizar un buen diagnóstico e individualizar cada tratamiento. No existen dos pacientes iguales y usted se sentirá tratado como si su patología fuera la más importante.

El uso de infiltraciones corticoanestésicas locales para el tratamiento de problemas inflamatorios asociados a puntos dolorosos tiene un elevado éxito en el tratamiento de estos cuadros.

Director general de Podología

Director general de Podología

Francisco M. Piqueras

Grado en Podología
Especialista en Biomecánica y Ortopodología
Especialista en Cirugía Podológica
Licenciado en Antropología Social y Cultural
DEA en Medicina

Aun cuando mi experiencia se remonta al año 1987 con la creación de la Academia de cirugía del pie, fue a partir de conocer al Dr. Isham y mi estancia en su consulta en Spokane – EEUU (1992) cuando completo mi formación en las técnicas de mínima incisión. El desarrollo de las mismas y el ser pionero en España de ellas desembocó en la organización del “Congreso Internacional de la Academia Americana de Cirugía de Pie y Tobillo” celebrado en Madrid durante el año 1995 y que significó el comienzo de la divulgación de estas técnicas entre los diferentes profesionales y su mayor conocimiento por las personas que demandan tratamiento para los problemas de sus pies.

Servicios podología

Por qué elegirnos

Somos un centro médico reconocido por la COMUNIDAD DE MADRID (código CS0841), y estamos dedicados desde hace más de 20 años a la atención del CUIDADO INTEGRAL del pie.

D. Francisco Piqueras, Podólogo, es el actual director gerente de un amplio equipo de profesionales.

En CLÍNICA PIQUERAS hemos ido ampliándonos y adoptando la última tecnología, para dar mejor asistencia. Estamos acogidos a la norma ISO 9001 desde hace varios años.

Nuestro centro, de unos 500 m2, está ubicado en pleno centro de Madrid, en la calle Cristobal Bordiú, 49, de Madrid. Una zona inmejorable por sus comunicaciones: metro, múltiples líneas de autobuses, así como varios parking cercanos, disponiendo también de acceso para discapacitados.

Nuestro horario, siempre pensando en los pacientes, es continuado de 9:00 a 20:30 horas, de lunes a viernes durante todos los meses del año.

En CLÍNICA PIQUERAS, le ofrecemos la garantía de trabajar en una entidad fuerte, solvente, de reconocido prestigio en el sector de la Podología y le proporcionamos seguridad y tranquilidad en la atención y tratamiento de nuestros pacientes.

Preguntas Frecuentes

La denominación de cirugía láser es sólo un término coloquial de la verdadera cirugía llamada percutánea o de mínima incisión. Su nombre es debido a que los procedimientos a realizar en el pie son mínimamente invasivos y se puede acceder a tratar quirúrgicamente las patologías del pie a través de las incisiones de un pequeño tamaño (por ejemplo para un juanete se da un punto de sutura).

En nuestro centro realizamos tanto cirugía abierta(o tradicional) como cirugía de mínima incisión para tratar las patologías susceptibles de solución quirúrgica. En la mayoría de las ocasiones y debido a nuestra gran experiencia, más de 18 años, preferimos utilizar la cirugía percutánea, gracias a su menor daño en los tejidos y mayor facilidad de recuperación para el paciente e incorporación a sus actividades de su vida diaria. Aún así hay patologías que irremediablemente sólo son susceptibles de tratamiento por cirugía abierta o tradicional con buen resultado igualmente.

Depende de la intervención quirúrgica realizada. Por ejemplo, para una uña encarnada el paciente puede incorporarse al día siguiente al trabajo. En el caso de un juanete hay que considerar que existen diferentes grados, de tal forma que dividiéndolos en 4 grados, en el caso del grado 1 al cabo de una semana estaría calzado y con una actividad normal, mientras que en el caso del grado 4 necesitaría al menos 1 mes, existiendo grados intermedios.

Se llama uña encarnada al enclavamiento de una porción de uña en el borde de piel que la rodea, provocando en muchas ocasiones inflamación, dolor e infección de la zona. El podólogo puede retirar la espícula de uña que provoca el problema y el dolor desaparece inmediatamente, pero puede volver a ocurrir. Para estos casos se realiza una sencilla intervención quirúrgica, en la que se extrae un lateral de uña, llevándose a cabo después un procedimiento para que no se vuelva a clavar, incorporándose el paciente a su actividad normal inmediatamente.

Son debidas a roces excesivos o zonas de apoyo expuestas a demasiada presión dentro del zapato. Se eliminan periódicamente sin dolor mediante una limpieza meticulosa de ese crecimiento excesivo de la piel, aunque pueden prevenirse y tratarse igualmente mediante la colocación de un soporte plantar o plantilla que corrija los apoyos del pie. Así mismo existe la posibilidad de hacer una corrección mediante cirugía en la que extirpamos el problema de una forma definitiva.

Es la denominación coloquial de una callosidad muy dolorosa que aparece entre los dedos del pie por el roce excesivo entre éstos. Tiene fácil solución acudiendo al podólogo para su eliminación y utilizando calzado de punta más ancha para evitar su aparición. Su corrección definitiva también puede realizarse mediante tratamiento quirúrgico.

Son infecciones de la piel producidas por un virus y con una manifestación parecida a las verrugas. Son muy dolorosos pues en el pie se encuentran incluidos dentro de la piel. La forma de eliminarlos varía, pero el podólogo suele realizarlo a través de medios químicos, es decir, mediante la aplicación local y controlada de ácidos que van eliminando poco a poco la lesión. También pueden eliminarse mediante crioterapia (congelación), inyecciones intralesionales o mediante cirugía en caso de lesiones recidivantes a otros tratamientos.

Posiblemente padezca usted una infección de la piel por hongos (micosis). Suelen aparecer en personas con mucha sudoración en los pies, deportistas que frecuentan gimnasios, piscinas, duchas comunes y en aquellas personas que no se secan correctamente los pies. Tiene fácil solución mediante la aplicación de cremas especiales y cuidando meticulosamente la higiene de nuestro pie.

La uña puede engrosarse por varios factores pero los más comunes son un traumatismo repetido en la uña, un traumatismo previo y único, infecciones por hongos (onicomicosis) o problemas de circulación. El más común es el causado por los hongos, que van atacando la uña, despegándola y engrosándola rápidamente. Deberá acudir al podólogo para rebajar y sanear esa uñas y empezar un tratamiento local mediante la aplicación de soluciones pinceladas para eliminar el hongo causante. En alguna ocasión se debe ayudar con terapia oral (comprimidos).

Posiblemente padezca lo que se llama un neuroma, es decir, una inflamación de la raíz nerviosa que discurre entre dos metatarsianos y que quede pellizcada en determinadas fases de la marcha produciendo un dolor irradiado hacia los dedos. Se trata mediante la aplicación de una infiltración local o ultrasonidos para disminuir la inflamación del nervio y los tejidos adyacentes, mediante la aplicación de una plantilla para aliviar la compresión de dicho nervio.

Es nuestra experiencia y en nuestras manos nos es ni mucho menos una cirugía dolorosa. Gracias a las técnicas de mínima incisión, la anestesia local y la deambulación temprana, junto con la aplicación de las últimas técnicas en regeneración de tejidos (P:R:G:F), el paciente no sufre ningún dolor, saliendo del quirófano por su propio pie y empezando a caminar moderadamente desde el día siguiente.

La cirugía percutánea permite la corrección y fijación de los procedimientos realizados en el pie a través de vendajes especiales que mantiene las estructuras intervenidas alineadas para su cicatrización, y que el podólogo vigila y cambia una vez por semana como mínimo.

Claro. Este tipo de dedos se ocasionan por un desequilibrio muscular que provoca la aparición paulatina de la deformidad. En muchas ocasiones se trata de deformidades no estructuradas o flexibles que pueden eliminarse con tratamientos conservadores como siliconas. En otras ocasiones cuando la deformidad ya está estructurada o rígida se requiere de una sencilla intervención quirúrgica para alinear nuevamente el dedo.

Con el paso de los años las estructuras ligamentosas que sujetan los arcos del pie van cediendo, de tal forma que las estructuras tienden al aplanamiento. En la mayoría de ocasiones las molestias ocasionadas en el metatarso(metatarsalgías) tienen buena solución con soportes plantares (plantillas) u ortesis de silicona adecuadas que den confort a nuestro apoyo. Cuando el problema se agrava y el dolor metatarsal no se alivia con otros tratamientos se puede solucionar quirúrgicamente realineando esos metatarsianos, siempre sin dolor.

A la espera de una confirmación radiológica todos los síntomas que presenta son compatibles con una fascitis plantar o un espolón calcáneo. En ambos casos, el dolor viene producido por la inflamación de una membrana que envuelve la musculatura de la planta del pie, ya sea en su recorrido (fascitis) o en su inserción (espolón) Suele verse en pies muy aplanados o con mucho arco, donde la tensión a la que es sometida dicha fascia es mayor de lo normal. La fascitis suele curarse con tratamiento fisioterápico y plantillas sin problemas. El espolón suele evolucionar muy favorablemente con el mismo tratamiento ayudado por una infiltración local de antiinflamatorio y en algunos casos requiere de una intervención quirúrgica para eliminar el crecimiento óseo en el hueso del talón.